Los Dibujos Animados también van al cielo

0 0
Read Time:2 Minute, 54 Second

Historia creativa sobre Madrid y sus costumbres castizas.

Mañana trágica para el mundo del Cartoon.

En un trascurso de 20 minutos, Pepa Pig, el coche rojo de Cars y el elefante rosa de Pocoyó han perdido la vida de manera fortuita. La peor parte se la ha llevado una familia, que pierde a dos de sus miembros: Micky Mouse y su esposa Minnie. El matrimonio Mouse llevaba casado más de 92 preciosos años y han acabado, cruelmente, con una de las relaciones más consolidadas de Hollywood.

Los terribles sucesos han ocurrido en la Plaza Mayor y en la Puerta del Sol de Madrid. Ambos lugares considerados de alto riesgo de muertes de este tipo de especímenes, por la gran afluencia de gentes que los adquieren. Cuyo objetivo principal es la peregrinación al Primark de Gran Vía cada fin de semana.

En las inmediaciones ha tenido lugar un trasiego constante de ambulancias y de coches de bomberos. A pesar de su rápida intervención, no han podido hacer nada por las víctimas. Del mismo modo, han tenido que atender a los afectados que han presenciado el desafortunado suceso.

Por otro lado, y como forma de solidaridad, las acordeones de los rumanos han paralizado su habitual banda sonora de El Padrino para entonar el «Oh when the saints go marching in» de Louis Amstrong:

«Es la segunda canción que nos sabemos, y creemos que la ocasión lo merece, la recaudación del día irá destinada a los mendigos que reciben humillaciones inhumanas por parte de los seguidores de fútbol güiris»,

 Nos han comentado en un chapurreado español del este.

Otras versiones

También hemos tenido la oportunidad de hablar con una vecina que se encontraba en los aledaños, concretamente en una terraza, desde la que ha podido presenciar los hechos y que nos ha contado de primera mano el suceso:

«Yo estaba en la terraza haciendo bicicleta, y tiempo, mientras se descogelaba el tupperware de cocido de mi madre cuando han empezado a subir personajes conocidos. La escena ha sido dantesca, no sabía que los dibujos animados iban al cielo.» 

Comenta. Tras estas palabras la joven ha tenido que ser atendida por una profunda depresión nerviosa y circulatoria, circulatoria porque no estaba acostumbrada a hacer deporte.

Los niños y los padres serán juzgados por un fallo involuntario causado por falta de atención, aplicación o diligencia. Las autoridades del alcalde aconsejan que se les ate más fuerte el cordón del globo a la mano, hasta que esté ligeramente morado, o que desechen la compra de estos productos que están causando tanto sufrimiento al medio ambiente y a los habitantes de la capital.

En la otra cara de la noticia, se encuentran algunos padres y no-padres que se alegran de esta noticia, según una organización creada hace tan solo 20 minutos y que aún no tiene claro su nombre de representación: 

«Lamentamos que no haya globos de Los Cantajuegos. Nos joden la vida»

Son las únicas declaraciones por el momento.

Esperamos que ni a los niños, ni a sus padres les causen traumas estas pérdidas.

Seguiremos informando. Aprovechamos también para mandar un abrazo fuerte a sus compañeros cartoons, instándoles a que se pinchen con una aguja para que no puedan ser inflados por su explotadores, y eviten así más catástrofes.

D.E.P

Y aquí termina esta historia creativa sobre Madrid y sus costumbres castizas.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar